Obliquita terrae

380,00 

Lápiz de tiza roja, tinta siena y tintas calcográficas sobre papel Canson envececido.

29.4 x 40.3 cm

VENDIDO

Cuando era niño creía que las estaciones (primavera, verano, otoño e invierno) eran hechos planetarios que afectaban a todos los seres humanos por igual y en las mismas fechas. El verano comenzaba a finales de junio y dejabas el colegio por vacaciones; y el otoño empezaba a finales de septiembre cuando ya llevabas tres semanas de clase.
Para mi mente infantil, los cuentos que me leía mi madre como La hormiga y la cigarra o los cuentos de los hermanos Grimm, en los que las estaciones estaban muy presentes (sobre todo el invierno), eran una guía exacta de cómo funcionaba el clima en el mundo.
Recuerdo que fue un verdadero shock descubrir un buen día en clase  que en el hemisferio sur tenían cambiadas las estaciones.
Y todo por la oblicuidad de la eclíptica.

Peso 1.1 kg
Dimensiones 0.1 × 29.4 × 40.3 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Carrito de compra